pb04iu7
Animé / Manga, Cine

Ver Perfect Blue en el 2016 (sí, hay spoilers locos)

La primera vez que vi Perfect Blue fue en un ciclo de animé y no entendí ni una mierda. Yo sólo estaba ahí, con mi bolso lleno de chapitas y una impaciencia mental de querer consumirlo todo pero sin necesariamente procesarlo (ping Hayao Miyazaki). La cuestión era que había que ver TODOS LOS ANIMÉS porque llegaban tan pocos (hola VHS / VCD) y con tanto delay a Chile que una entraba en modo pastabase.

Entonces claro, me acordaba de Mima, la protagonista, de que era una idol y de que había un creepy culiao’ con dientes horribles, fin. Pero como bien saben, y como bien expone mi teoría matemática respetable, no era mi momento, mi momento fue este año cuando la vi por segunda vez un sábado por la noche.

Satoshi Kon lanzó Perfect Blue en 1998 e inmediatamente fue una revelación en su categoría. Son obras que, a medida que pasan los años, se consagran aún más por la técnica y la propuesta de que la animación no son puros monos y que sí se pueden contar historias de tal complejidad narrativa.

Trato de pensar en el Internet de 1998, pero sólo concibo recuerdos de sitios donde yo descargaba wallpapers (o imágenes que expandía a la fuerza porque desesperación otaku), foros y diseños horribles. Si Mima, en ese entonces, se acongojó con un sitio llamado “La habitación de Mima”, logrando comprender primero qué era una url y cómo se accedía al navegador, hoy en el 2016 siento que la “bad-mima” o su proyección de Mima Idol, que resultó tener a Me-Manía y a Rumi detrás, son versiones de ella misma pero codificadas y segregadas en distintas plataformas digitales.

mimasroom

Años en que los admin se hacían llamar WEBMASTERS 8D

Mima dejó de ser idol con CHAM para dedicarse a la actuación en una serie policíaca llamada Double Bind, era un paso arriesgado, debía profesionalizar su carrera como actriz e intentar dejar atrás “el pasado de idol”, las cuales se caracterizan por encapsular en el tiempo un aspecto angelical, puro, juvenil. En ese vaivén de lograr resaltar, salta esta proyección de la Mima idol que insiste en que Mima es una impostora. Me-Manía, que era este hueón horrible, era un súper-fan de Mima, y como buen loquito obsesivo, se tragó el cuento que proponen las idols, dejándola como un personaje intacto, el cual que sólo existe a través de sus canciones.

Mima ya estaba insegura con el cambio de su carrera, pero todos los mensajes, acoso y situaciones que vive a su alrededor la hacen prisionera de sus propios sueños, cuestionamientos y pensamientos, el clímax de la película se alcanza con el nivel de estrés y paranoia que vive la protagonista y nosotros mismos, sin saber siquiera qué es real o qué no.

Es ahí cuando abrí los ojos y comprendí que hoy podríamos caer en ese mismo vórtex y sin la necesidad de tener a un hueón creepy acosándonos, somos nosotros mismos.

DAME UN LIKE CONCHETUMAREE 

Todos los días consumimos contenido y a la vez lo generamos, la válvula de cuánto exponemos es relativa, sin embargo, hoy es un factor que hace la diferencia. Recordé el caso de Essena O’Neill, quien, me imagino, en un punto de estrés máximo terminó por borrar todo y confesar “el backstage” de su cuenta, de sí misma, exponiendo también la ansiedad que arrastra un mísero corazón en Instagram y de cómo, a lo largo del tiempo, sólo es un arquetipo confeccionado, una fórmula hecha, ya no es tuya, es de la Mima idol que mantendrá a los Me-Manías pequeños contentos.

A ratos me he topado con vídeos de Youtubers que hacen un ‘fe de erratas’ de equis tema y dicen: ‘ahora no hablaré en forma kawaii, esta soy yo’, y yo pensaba, ‘¡Qué estrés hacer eso!’, siento que la vida diaria ya es difícil como para tener que trabajar en ser una persona para el resto y una para sí misma. Ese era el conflicto que mantuvo a Mima al borde de la muerte, el cuestionamiento de querer volver a ser idol o de llevarse al límite en su carrera como actriz con el fin de, drásticamente, matar a la Mima idol.

Canción favorita (y chistosa, por favor, si encuentran la letra compártanla, sólo la vi en el DVD y morí 8D)

Este post no es la respuesta, es más, creo que no resuelve absolutamente nada 8D, sólo creo, y aquí mi volá budista que he aprendido con el tiempo, que sea cual sea la relación que tengamos, física, personal, O HASTA CON TUS COSAS, debe trabajar a priori de bienestar. Enfatizo en el , porque si bien podemos ser Mima idols o Re-Manías (consumiendo vidas perfectas todo el tiempo en Instagram), debemos conservar lo que hace que nosotros seamos nosotros mismos, o al menos, los que somos ahora, esta versión, si cambiamos, debe abrazar a la antigua, y así, con cariño.

Es súper fácil (porque estamos a un clic) publicar algo, pero debemos concienciar que “ese algo” construye y que debemos ajustar la válvula del qué varias veces, de lo contrario sólo terminamos siendo un manojo de nervios, ansiedad y expectativas.

Mima termina la película con un look muy bacán diciendo “I’m Real”, yo le creo, y creo caleta en que no es culposo compartir algo o tener redes sociales, son herramientas, sin embargo, el uso y el equilibrio está en nosotros mismos, un comentario en mi canal de Youtube fue tan certero que es mi mantra en todo lo que hago: “Está la raja el vídeo, no importa cuántos hagas, hazlos cuando los sientas.

Y eso intento hacer con todo, como este mismo post.

Atte, la VAMPI-REAL o no jijijiji *se va brincando como la Mima mala ridícula culiá*.

Previous Post

You Might Also Like

  • Carolina Sáez Álvarez

    El creepy de mierda me traumó cuaticamente; son como esos NN de dudoso aspecto de facebook o instagram que te dan likes y te agregan.
    Buena la pelicula y admito que me daban ganas terribles de bailar bien kawaii cuando sonaba el coro de Angel of Love <3

    • Vampire00

      Jajajaja ¡Es demasiado creepy! Y sí, también me imagino a los anons de esa forma 😭, miedito. Ay, yo la estuve escuchando de nuevo, y si dejo de lado la trama y la cara del creepy, es súper kawaii y bailable. Gracias por pasar Carito ❤️.

  • Loco, Satoshi es seco, lejos Perfect Blue y Paranoia Agent lo mejor que hizo.

    Mansa analogía, like jaja