Cine, Personal

"Review" Indie Game: The Movie

Cuando somos niños, los adultos más comprensivos siempre tienden a decir “Mira, con que estudies algo te haga feliz está bien”, y por ese periodo de tu vida cultivar sueños debe ser la tarea más sencilla que puedes desempeñar diariamente. Hasta que finalmente podemos separar las cosas a medida que crecemos y el “ser feliz con lo que haces” no resulta ser algo tan fácil.

Indie Game: The Movie es un documental filmado por James Swirsky y Lisanne Pajot. Estrenado hace más de una semana y el cual ya he visto reiteradamente. Cuenta la historia de 4 desarrolladores indie de videojuegos, todos exponiendo desde un punto de vista distinto, Jonathan Blow tras el éxito de Braid, Team Meat en los días previos a lanzar Super Meat Boy en Xbla y Phil Fish tratando de terminar FEZ, un juego que lleva en desarrollo por más de 4 años.

Todos los puntos de vista expuestos — independiente que generes empatía o no con el desarrollador — desde alguna forma te llega de inmediato al corazón. Y sí, hablo de corazón porque para los que creamos, capturamos, componemos o filmamos es una tarea que contiene tanto de ti, que prácticamente es entregar todo lo que piensas y sientes en una sola pieza. Ese proceso es tan desgastador que como bien dice Edmund en el film, sientes que te estás volviendo loco.

El documental está confeccionado con una fotografía hermosa, desplazamientos lentos que extienden el tiempo coherente con ese singular momento que se está planteando. Podemos dilucidar los lugares de trabajo de los desarrolladores, sus estados de estrés y saber sobre los sueños y motivaciones por las cuales llegaron a diseñar videojuegos. Del auto-gestionarse, y de cuan solos terminan por el hecho de que han entregado todo, todo a ese título indie, que con buena suerte quizás se venda, o quizás no.

Yo personalmente me emocioné en todas las historias, conocer a los desarrolladores de tres títulos maravillosos es algo que me interesa mucho, saber como piensan, sienten y cómo eso eso se ve reflejado en los videojuegos es algo que disfruto en demasía. Porque acá hay una o dos personas confeccionando un título, el cual alcanza tanto nivel de detalle y personalización, que no me impresiona ver que se tomen tanto tiempo para afinar detalles porque como dice Blow, es poner tus vulnerabilidades en el juego.

Phil en un momento dice algo en lo que creo fervientemente, los videojuegos son la unión de todas las artes visuales, están creando y componiendo piezas interactivas que fusionan guión, música, fotografía, multimedia y que además es algo tangible al usuario, ese detalle es increíble y por lo cual, muchos otras personas talentosas debiesen persistir en el desarrollo de videojuegos y seguir creyendo, aunque cueste, aunque te canses o aunque ya no tengas ningún puto peso para financiar nada, Tommy nos cuenta sobre sacrificios que hay que hacer para terminar eso en lo cual crees más que nada en el mundo.

Todos tenemos sueños cuando niños. Y creo que escuchar a Edmund decir que la mayor satisfacción es que las personas que jugaron su juego lo entendieron y que además el sabe que hay un niño que estuvo horas sin dormir por pasar las difíciles etapas, es algo en lo que empatizo demasiado. Por el hecho de que esa creación es un reflejo tuyo, algo sacado de ti contribuyó a otras personas, y que quizás despertó el sueño en alguien en el mundo que pensó “si ellos pudieron yo también”, ahí señores está el puto logro desbloqueado.

Indie Game: The Movie resulta muy inspirador, tanto para los que jugamos y creamos como para cualquier persona que tiemble al aferrarse a algo, “algo” que puede ser una realización inmensa si se le coloca la fe necesaria. Todos son emprendedores y quizás confiar más en nuestras capacidades nos daría la respuesta a esos estados de mierda como “para qué estudié esto” “nunca trabajaré” “nunca generaré plata con lo me gusta” “nunca…” “nunc…”.

– IGTM está disponible en Steam y en iTunes.

– Jim Guthrie – Maybe You’ll Get Some, Maybe You Won’t.

– En kiss my bit, hablamos en detalle de c/u de las historias, así que por mientras lean la de Team Meat.

Previous Post Next Post

You Might Also Like