Unfriended
Cine, Personal

Hablemos de un buen uso de recursos digitales: Unfriended

Vi Unfriended (Levan Gabriadze) y asentí tantas veces que tuve que escribir este post. Para contextualizarlos un poco, trabajo en una agencia de publicidad digital y vivo bajo un entorno ídem. Todo el tiempo debemos pensar para y desde digital, y a pesar de estar en el mismo canal, hay aspectos que, casi como un ejercicio de psicología inversa, se anulan, se omiten. Finalmente son esos errores los que terminan ofuscando proyectos o ralentizando ciertos procesos. Hablo de detalles que no se contemplan, tanto para un nativo como para un “inmigrante” de las plataformas modernas.

Es por ello que Unfriended, una película que podría caer en el mismo cubículo de “películas de terror semi-ridículas y sin presupuesto estilo Actividad Paranormal”, es un ejemplo, de esos EJEMPLAZOS digitales. Y sí, directores creativos de la vieja escuela, estoy tomando como referencia una película producida por MTV para ejemplificar lo fundamental que es pensar en la plataforma en la cual vamos a contar la historia. Vivirla. Estudiarla. Adoptarla.

Unfriended se aferra a una trama sencilla y, tristemente, común en estos días: El cyberbulling. Una chica se suicida debido al acoso que sufre post un vídeo de ella borracha que se difundió en la red. Vemos a los mismos de siempre, ese grupo de gente popular  que solemos reconocer en películas como Friday the 13th pero a través de una pantalla de computador con el típico lag de Skype.

La película tiene los mismos momentos de tensión, las mismas miradas, los mismos timings y el mismo clímax con la que suelen desarrollarse los films de terror, pero con la diferencia que sucede a través de un computador y ocupando absolutamente TODAS las herramientas digitales para potenciarlo.

Haciendo una síntesis breve:

1. Ocupa la pantalla del computador en todo momento. Esta desición siempre ocurre a medias en las películas modernas, teniendo como resultado un híbrido extraño que no se arriesgó del todo en querer desafiar al cine tradicional. En Unfriended si se muestra el contexto de las casas se hace a través de lo que la webcam lo permita.

2. Los clicks y el dashboard son fundamentales. El diálogo, y el cómo se confeccionó a la protagonista (lo vemos desde su computador) es increíble. Cuidando detalles tales como qué pestañas tenía abiertas a la hora de comenzar a hablar con sus amigos (F21 y MTV con series específicas y del target).

3. Un estudio exhaustivo del cómo nos comportamos en internet. La película está llena de observaciones muy exactas de lo que nosotros mismos hacemos, lo cual se traspasó inteligentemente al guión (Usar a su favor el escribir y borrar mil veces lo que quieres decir, googlear las cosas por muy específicas que sean, ver amistad en Facebook, etc).

4. No todas las herramientas, hagamos focus. Asumo que parte de la dirección fue poner en la mesa todas las herramientas digitales con las cuales contaban para hacer la película, pero no por ello debían usarlas todas (dioooos, esto me huele a estrategia, ¿No? ¿AH? Agenciaaaas). Escogiéndolas cuidadosamente, cada una es fundamental porque cumple un rol escalofriantemente específico. Por nombrar algunos: Spotify, Facebook, Skype y hasta el mismísimo Chatroulette, el cual funciona como la alternativa digital de la protagonista que busca ayuda puerta por puerta y nadie responde.

No sé si es una película que recomendaría por su género pero sí por ser un ejemplo muy bueno a la hora de utilizar recursos digitales, ya que si se piensa– dando foco a las ideas — se puede obtener un producto MUY atractivo, contemporáneo y redondo.

Previous Post Next Post

You Might Also Like