Personal

Especial Mad Men #1: Una cultura

En la antigua agencia donde trabajaba, todos me hablaban de Mad Men pero lo ignoré. Me resultaba demasiado tedioso ver una serie con tantos capítulos pendientes. Fue por lo mismo que no me acerqué mucho a Lost o a Doctor House. Pero la vida se encarga eventualmente de colocarte la serie frente a tus ojos cuando más lo necesitas, tal como los juegos, o los libros, o lo que sea. Fue entonces cuando tenía licencia que me aproximé, con la obsesión que me caracteriza, a devorarme todas las temporadas, mi entusiasmo crecía con cada capítulo.

Mad Men es una serie creada por Matthew Weiner (responsable también de la quinta y sexta temporada de The Sopranos), la historia tiene como contexto a una agencia de publicidad de los años 60 en New York, centrándose especialmente en Donald Draper, uno de los más destacados publicistas de la época. ¿Qué la hace tan fascinante?.

Eso es lo que iré desmenuzando en cada post de este especial. A medida que la serie avanzaba mi curiosidad también lo hacía, y al descubrir miles de sitios destinados sólo a Mad Men comprendí efectivamente, que es una cultura. Tiene tantos guiños que sería una falta de respeto intentar comprimirlos en unos pocos párrafos.

Todas las series que me gustan, fusionan algo que comparto de forma intrínseca o que me emocionan tanto que quisiese estar ahí. Explosiones, vida cuática, zombies, tráfico de drogas, lo que fuese. En esta sin embargo, hay capítulos donde no pasa nada. Un par de diálogos, miles de tragos de whisky, y unas miradas que definen lo que está sucediendo.

Tal como la vida misma, sin los tragos en mi caso.

Los personajes evolucionan en tempos distintos y la historia avanza en un arritmia constante. Marcado a su vez por importantísimos hitos de los años 60. Ya sea la situación política de USA, la muerte de JF Kennedy o de M. Luther King. Por otro lado me encantan los años 20, 40, 60. Tengo una obsesión muy intensa por esta época, la música, la moda, la fotografía, el cine, etc. Mis juegos favoritos tienen alusión a esas épocas, y los fotógrafos que más admiro se esforzaron en capturar lo que pasaba en esos locos años de NYC.

Mad Men posee una dirección de arte tan bien cuidada, que me hace querer recortar las escenas y atesorarlas como fotografías impresas por siempre. Este punto sin duda se roba mi corazón, y sí, estoy acá para decir clichés, SE ROBA MI CORAZÓN.

Por otro lado, trabajo en una agencia de publicidad, es imposible que no piense en los ejecutivos de cuentas, en las cuentas, en los clientes, en la agencia en general, en yo como mujer, en el progreso, en los fails, en el estrés, en todo.

Este es un capítulo introductorio, analizaré específicamente desde el opening hasta personaje por personaje, así que ¡Partieron a verla!.

– Mientras tanto, libros que necesito leer, y que quizás a usted le podría interesar (con links a Book Depository):

Mad Men and Philosophy: Nothing Is as It Seems

Mad Men: The Illustrated World

The Fashion File: Advice, Tips, and Inspiration from the Costume Designer of Mad Men

The Unofficial Mad Men Cookbook

¿Algún otro libro que me recomienden?

PD: Enchulé el sitio, ahora pueden comentar con Facebook también :’D

PD: ¡Buena semanita!

Previous Post Next Post

You Might Also Like