IMG_0333
Personal

Japón #3: Akihabara, mi segundo hogar

*Si estás acá y aún no has leído la primera y segunda parte puedes hacerlo aquí :D

Como les conté anteriormente las primeras horas en Japón me tenían trastornada, personificaba una mezcla entre histeria y sueño, perfectamente podría haber proyectado la imagen de una vagabunda con suflés en el pelo y no me hubiese importado. Y cómo me iba a importar si estaba a 20 minutos caminando de Akihabara. 20 MINUTOS. UN PAR DE METROS SEPARABAN MI CUERPO DE TODAS ESAS FIGURITAS HERMOSAS DE ELY.

La primera mañana fuimos corrimos a tomar desayuno y obvio que estaba todo cerrado, yo, como buena huasa otaku, apunté todo lo que veía gritando “CONCHESUMADRE, ESE ANIMÉ LO ESTOY VIENDO”, y es que entiendan mi emoción, acá los animés llegaban más tarde que temporada de ropa. En ese entonces, hojeaba las Shirase con la esperanza de que “algún día” pudiese conocer lo que los españoles estaban reseñando.

Akihabara en la mañana es un lugar común pero atestado de carteles de animé, idols, publicidad tech y pachinkos, todo en un porcentaje muy discreto respecto a la tarde / noche, donde realmente es UNA LOCURA, ya que además de tener tiendas por todos lados es un punto de encuentro con una de las estaciones de metro más caóticas.

hola4
TODO CERRADO PORQUE SOMOS UNOS HUEONES ANSIOSOS

Visité cientos de tiendas de figuritas, animé y manga. Las más famosas como Mandarake, Animate, Kotobukiya (que me decepcionó un poco), Shosen (que tenía un piso de Yaoi, pero eso se los comentaré en el Otome Road con toda la experiencia Fujoshi) y otras que olvidé pero que en Foursquare recomendaban. Si bien la diversidad era increíble, los precios no se alejaban tanto de lo que podemos ver en Internet, pagando por una figura original, y es que muchas veces se tiene la concepción de que en Japón las figuritas están súper baratas, y es un error. Hay tiendas de subastas donde las personas venden sus colecciones completas, encontrando precios buenos y otros bastante cuestionables, asumo que es por el número de serie de las figuritas y/o el cariño que le tenían 8D, sin embargo, ¿Quién era yo para cuestionar los precios? ESTABA EN JAPÓN Y YO TENÍA QUE DARLO TODO.

hola2Y en efecto, lo di todo. Fui demasiadas veces a Akiba, si no teníamos panorama íbamos de nuevo. La tienda Yodobashi también sigue esta costumbre de pisos temáticos teniendo algunos dedicados a accesorios, cámaras, smartphones, FIGURAS ARMABLES, GUNDAMS, etc, y la que les conté en el HaulDon Quijote, una tienda donde puedes comprar desde comida, hasta cosplays o electrodomésticos (es más, ahí le compré ESTE ENCENDEDOR MAESTRO a @reasonfail, nunca esperé hacer mis sueños realidad respecto a ver un comercial, cantar sus jingles por años y luego comprar el maldito productoooooo T____T, canteeeen conmigoooo).

Cuando ya me sentía en confianza fui sola un par de veces y el panorama no cambiaba: me seguía quedando pegada en cada una de las tiendas, revisando las revistas, mangas, figuritas y merchandising (que a todo esto es carísimo), anotando también series que desconocía <3 (jamás puedes tomarles fotos a las figuras, se prohiben y nunca lo entendí 8D, ¿Existirán espías de figuritas? Saqué una y me putearon mucho, espero no haberme vuelto un meme interno de la tienda).

figuras

LA FOTO DE LA DISCORDIA

La diversidad, punto que cerraré más en el post de Ikebukuro, es lo que más me gustó y no defraudó de Japón. Porque es un país que cuenta con una industria comercial capaz de representar y responder a todos los gustos.

hola3
EAEA 1313 8D

Yo creo que Akihabara no defrauda si te gusta el animé, la tecnología y todo lo relacionado, de ser así, caminarás más de 17 mil pasos al día recorriéndolo todo y revisando cada detalle de las vitrinas. Además de gastar tus yenes en todas las esquinas porque QUÉ ONDA LA PASTABASE DEL GASHAPÓN, ya les conté, pero en serio, es una locura, a ratos fantaseaba qué sería de mí viviendo en Japón y claramente moriría de inanición, me gasté todas las monedas porque 1.500 yenes en un punto llegó a sonarme como “Naaah, si son mil quinientos pesitos, démosle“, y ahí estaba girando nuevamente la maquinita con el fin de que no me saliese una Umaru repetida (¡Y ME SALIÓ COMO 3 VECES!).

chile akihabara

Akihabara es una de las razones por las que volvería y no me arrepiento cuando me cuestionan porque no fui a tanto templo, había que ¿Cómo se dice? “Sacarse el empacho”.

Próximo capítulo:

Harajuku y Shibuya… (encuadre se aleja y derramo una lágrima mientras miro por la ventana).

Previous Post Next Post

You Might Also Like

  • Francesca Richardi

    ME ESTOY MURIENDOOOOOOOOOOOOO, esperé tanto por este post 8D
    Creo que lloraré también cuando hables de Harajuku porque máximo sueño visual-kei de la infancia ;;
    & qué chucha la gente, cada uno va a webiar a donde quiere. Yo cacho que cuando viaje iré a un templo pa’ puro sacar el papelito de la fortuna & sería; los monos chinos & la moda son más importantes cofcof

  • ajajaja la pastabase Gashapon xD Yo soy adicta a esas maquinas acá, imagina como estaba allá!

    Mi obsesión fueron los Loros/choclo: http://www.instagram.com/p/96aaIMK2ep/

    Menos mal yo no soy de figuras, si no habría quedado más en la ruina de lo que quedé ajajjajaj

    Btw, parece que algunas fotos están mal seteadas, se me ven de lado en Chrome. Probé en explorer y se ven ok.